Servicio Público

Millonaria asignación al Departamento de Salud para Programa de Enfermeros Visitantes

 

 

San Juan, P.R. – El secretario de Salud, Rafael Rodríguez Mercado anunció hoy la asignación de $1, 266,400 por parte de la Administración de Recursos y Servicios de Salud del Departamento de Salud Federal (HRSA, por sus siglas en inglés) en virtud de continuar con el programa de Enfermeras Visitantes que ofrece la División Madres, Niños y Adolescentes del Departamento de Salud de Puerto Rico y que dirige sus esfuerzos a disminuir la mortalidad infantil, mejorar la salud y calidad de vida de las mujeres embarazadas, sus hijos y familias.

 

El titular de Salud describió como magnífica esta asignación de fondos que serán proporcionados directamente para que enfermeros(a) visiten comunidades y de una forma voluntaria, participen mujeres embarazadas o padres con niños hasta el kindergarten. Mediante este servicio, se identifican necesidades de salud y de índole social de la familia, al mismo tiempo que establecen un plan de atención de acuerdo a las áreas reconocidas durante las visitas de orientación, educación, consejería, y referidos, para facilitar que las familias participantes reciban los servicios que necesitan de las agencias públicas y privadas disponibles en su comunidad.

 

“El Programa de Visitas al Hogar ayuda a mejorar la salud de la familia y brinda mejores oportunidades para sus hijos. Los enfermeros usan un modelo de manejo de casos y coordinación de servicios personalizados de las necesidades específicas de las familias, estos fondos brindan más servicios, y continuamos implementando la política pública de nuestro gobernador, Ricardo Rosselló de proveer bienestar y salud a las comunidades más necesitadas”, enfatizó el Secretario.

 

Cabe destacar que Puerto Rico recibió un aumento de $274,000 en los fondos recibidos este 2018 vs los $992,000 emitidos en el año fiscal 2017. En los últimos seis años, la División Madres, Niños y Adolescentes, ha proporcionado más de 4.2 millones de visitas domiciliarias a través de los estados y territorios de Estados Unidos.

 

De igual forma, Rodríguez Mercado aprovechó para felicitar a todo el personal que compone la División antes mencionada por recibir el Premio por Prácticas Efectivas, a nivel estatal, debido a sus logros extraordinarios en conducir el Proyecto de Respuesta de Emergencia Ante el ZiKa en el periodo Postparto del Sistema de Evaluación de Riesgos en el Embarazo (PRAMS-ZPER, por sus siglas en inglés). Este premio es otorgado anualmente por la Coalición para la Excelencia en Epidemiología de la Salud Materna e Infantil de Estados Unidos. El proyecto, fue tan exitoso que ha sido adoptado por el Programa de Enfermeras Visitantes del DS y continuará siendo ofrecido a nuevos padres a través de todo Puerto Rico.

 

El director de la División Madres, Niños y Adolescente, Dr. Manuel Vargas Bernal, añadió “el reconocimiento otorgado a la División Madres, Niños y Adolescentes es un ejemplo del compromiso y dedicación de los profesionales que han laborado y laboran para lograr las metas y objetivos trazados por los diferentes proyectos que trabajamos en colaboración con diferentes Agencias Federales dirigidos a mejorar el estado de salud de la población de mujeres en edad reproductiva, niños y adolescentes”.

 

Vargas Bernal explicó que el proyecto se extendió por dos años con múltiples componentes, incluyendo la vigilancia para evaluar la respuesta y recuperación luego del huracán María.  Alrededor de 2,400 mujeres participaron del estudio para una notable tasa de participación del 81%, proporcionando la primera y única fuente de información basada en la población acerca de las prácticas de los proveedores, incluyendo las pruebas a las mujeres embarazadas y el uso de medidas preventivas en el embarazo en Puerto Rico durante el brote de Zika en el 2016. Este logro condujo a la expansión del proyecto, incluyendo una encuesta telefónica de seguimiento en el periodo postparto, y una repetición del estudio en hospitales y el seguimiento telefónico en el 2017. Los planes fueron interrumpidos cuando el huracán María devastó la isla. El personal y liderato de la DMNA insistió en seguir adelante con el proyecto a pesar de las grandes disrupciones en todos los niveles de la infraestructura a través de la isla.

 

En adición a esto, el proyecto distribuyó mosquiteros para cuna, calendarios para el cuidado del bebé durante su primer año de vida, trípticos con información sobre etapas del desarrollo, repelente de mosquitos, y condones a quienes contestaron la encuesta, para un total de más de 5,000 personas a través del curso del proyecto.